En La Corona Residencia Equina tenemos alojados un gran número de caballos, ponis y potros que disfrutan de una vida apacible y en libertad. Formamos parte de su día a día y ellos de la nuestra. Están atendidos siempre por nosotros y por el equipo de profesionales expertos en diversas disciplinas, que dan soporte en sus especialidades.

Tu tranquilidad es la felicidad de tu caballo

Tu caballo te ha dado tantas alegrías que quieres agradecerle todo lo que ha hecho por ti. Y tú, como propietario, mereces la tranquilidad de saber que está en las mejores manos.

Sabemos que eres una persona muy ocupada y que quieres que tu caballo goce del bienestar que necesita sin que tengas que preocuparte de nada. Tan solo de disfrutar de él siempre que quieras.

Necesitas tener la tranquilidad de saber que tu caballo está bien cuidado en todo momento. En pocas palabras, que le quieran, le mimen y le cuiden como sólo tú lo harías.

Somos Paul y Sonsoles, parte de un pequeño, gran equipo enamorado de nuestro trabajo y con la maravillosa misión de darle a tu caballo la vida plena y feliz que merece. Y a ti la tranquilidad que necesitas.

Si estás buscando un lugar donde tu caballo sea feliz has dado con él. En La Corona Residencia Equina te garantizamos un paraíso para tu equino.

Damos respuesta a tus preguntas

Consúltanos
¿CÓMO TE ASEGURAMOS LA TRANQUILIDAD QUE BUSCAS?

Nuestro hogar es su hogar.

La Corona Residencia Equina, de 170 hectáreas, se encuentra en plena naturaleza. Nosotros vivimos aquí mismo, en la masía La Corona. Somos amantes de los caballos, son parte de nuestra vida y nosotros de la suya. ¡Y estamos encantados!

Una familia conocedora de los caballos.

Seguramente, querrás saber a qué nos dedicamos. Somos ingenieros de montes e ingenieros agrícolas, amantes de los animales, conocedores de la naturaleza, de la gestión de los bosques y de las actividades agrícolas y queremos lo mejor para los caballos con los que convivimos. Por otro lado, a parte de nosotros, algunos miembros de nuestras familias son y han sido personas notorias y conocedoras de mundo hípico desde hace muchos años. Todo ello, en su conjunto, se ha materializado en la conversión de la finca La Corona en una residencia equina. Después de cinco años, en los que han pasado un centenar de caballos por La Corona Residencia Equina, compartiendo nuestra vida con ellos, ocupándonos de sus apetencias, de sus dolencias, de su estabilidad emocional, compartiendo sus alegrías y observando las relaciones entre ellos, podemos decir que conocemos muy bien a estos maravillosos animales y somos capaces de saber, en cada caso, qué necesitan para tener una vida plena y feliz.

Caballos libres y felices.

Aunque a algunos propietarios les pueda preocupar que su caballo “regrese” a una vida en libertad, por si no se adapta bien a su nuevo entorno, según nuestra experiencia, todos los caballos que están en La Corona Residencia Equina son historias felices. Nuestra misión es asegurar su bienestar físico y psíquico y una vida (o crecimiento, en el caso de los potros) feliz y estable.

Siempre acompañados y cuidados.

Nuestra supervisión diaria de los caballos nos permite tener controlado su estado físico y psíquico. Llegamos a conocer a los caballos hasta tal punto que para nosotros son más que caballos, son individuos con su propio carácter y sus apetencias concretas. Cada dos semanas, los caballos, ponis y potros se cepillan y limpian, y se les repasan las crines y las colas para asegurar la ausencia de garrapatas y otros parásitos. Puedes estar tranquilo, su bienestar y su salud están asegurados a diario.

En libertad, en manada y entretenidos.

Los caballos que viven en La Corona Residencia Equina se mueven con total libertad y en manadas, por parcelas muy extensas, delimitadas con cercado electrificado y que incluyen campos sembrados con pasto equino, bosques, zonas arbustivas, senderos y abrevaderos con agua. Y, muy importante, su entretenimiento continuo está asegurado. Los caballos van rotando por las diferentes parcelas a medida que agotan los pastos y, en épocas de escaso crecimiento de cultivos, disponen de forraje producido principalmente por nosotros en los campos de nuestra finca La Corona. Los extensos espacios, y el cambio periódico de parcelas, les ofrecen a los caballos, ponis y potros una gran diversidad de ambientes en los que actúan libremente, tomando sus propias decisiones y disfrutando de las relaciones con otros caballos.

Tratamientos profesionales sin costes adicionales.

Muchos de nuestros clientes nos dicen que nos ven como una “solución integral” a sus necesidades. En La Corona Residencia Equina aseguramos el bienestar de tu caballo y te garantizamos el seguimiento de todos sus cuidados y tratamientos adicionales. Queremos que te puedas relajar de tus obligaciones y que te sientas tranquilo dejándolo todo en nuestras manos. Nos encargamos de gestionar sus tratamientos periódicos (vacunaciones, desparasitaciones, podología y odontología) y los tratamientos esporádicos o adicionales (fisioterapia, osteopatía, nutrición específica, seguimientos veterinarios, etc.) sin añadir coste alguno sobre el precio del tratamiento o producto.

Alimentación hecha en casa.

Como bien sabes, la buena alimentación de un caballo es clave. A nosotros es un tema que nos preocupa y ocupa, porque en La Corona Residencia Equina controlamos la calidad alimentaria de todo lo que ingieren. En la finca producimos la mayor parte del forraje que los caballos, ponis y potros comen en invierno. Sembramos nosotros mismos los pastos de los que se alimentan en primavera, verano y otoño, y seleccionamos adecuadamente a nuestros proveedores de pienso y de complementos alimentarios.
Todos nuestros pastos se cultivan bajo criterios de agricultura ecológica e integrada, adoptando éstos un contenido nutricional y cualitativo excelente. Del mismo modo, estos cultivos herbáceos que acaban ingiriendo los caballos, los supervisamos a lo largo de todo su crecimiento, haciendo un seguimiento permanente del resultado obtenido.

Ven a estar con tu caballo siempre que quieras.

Ya lo sabes, relájate. Céntrate en disfrutar de tu caballo. Cuando quieras, puedes venir a verle, disfrutar de su compañía y pasear por el precioso entorno natural que nos rodea. Simplemente estando con él, sin pensar en nada más. La finca La Corona es de fácil acceso y está en la comarca del Moianès (antes Vallès Oriental), a 40 km de Barcelona. Estamos cerca de las principales infraestructuras de comunicación y con servicio de autobús en el núcleo urbano, de manera que puedes venir a estar con tu caballo siempre que lo desees.

Pídenos más información para tu caballo

Contáctanos
Hablan los propietarios de los caballos
RAY SEGURA,
PROPIETARIO DE AUERMANN, DAMASCO Y CASANOVA

Nuestros caballos disfrutan de las condiciones, extensión y buenos cuidados que reciben en La Corona Residencia Equina. Un maravilloso “Paddock Paradise”, magníficamente gestionado por Paul y Sonsoles.

JASMIN OMMER,
PROPIETARIA DE INDO, ROCIERA, ANDORA Y CAPUCHINO

Conozco muchos sitios en Alemania que ofrecen servicios como La Corona Residencia Equina pero nunca he visto un lugar igual, donde los caballos pueden correr los 365 días del año por prados y bosques, en una gran manada.

LOUISE BELLOCCI,
PROPIETARIA DE CHAMACO

¡Nosotros lo llamamos “Horse Paradise”! El cambio de Chamaco fue inmediato. Nuestro caballo está viviendo su segunda vida. No podríamos estar más agradecidos de haber encontrado La Corona Residencia Equina.

ROSER SOLER, IGNASI, MARTA Y JAUME AYATS,
PROPIETARIOS DE GRAND

Grand llegó a La Corona anémico y con una depresión “de caballo”. Paul y Sonsoles se han desvivido para que se recupere y disfrute del espacio, la hierba, la libertad, la manada y el cariño de todo el equipo. ¡Gracias!

TONA AMIGÓ,
PROPIETARIA DE VANDERBILT

Paul y Sonsoles, propietarios de este paraíso, son los creadores de un espacio de vida extraordinario. Es aquí, en La Corona Residencia Equina, donde un caballo tiene la oportunidad de vida que le hace falta.

ISABEL PÉREZ,
PROPIETARIA DE KANBAN

Es un paraíso para los caballos, son felices y nosotros también al saber que ellos lo son. Encantados de que nuestro caballo Kanban esté en La Corona. Paul, Sonsoles y su equipo son grandes profesionales y muy buenas personas.